Avance semanal de ‘Mi hija’: «Tu padre nunca te va a abandonar»: Demir abraza a Öykü

#MiHija: Öykü es recluida en en orfanato, Candan quiere adoptarla y mucho más en el avance semanal...

Öykü ha sido abandonada de nuevo por todos, Asu se ha ido fuera del país al enterarse de la enfermedad que sufre su hija.

Nuevo capítulo de ‘Mi hija‘, el domingo 11 en Antena 3

Demir y Ugur han caído en la trampa de Cemal y la policía los busca por todo Estambul, se esconden de polizones dentro de un camión para alejarse por unos meses.

La pequeña acudió a casa de su padre y la encontró vacía. Öykü se ha presentado en casa de la madre de Ugur y allí espera a que su padre de señales de vida,

Müfilde considera a Öykü como si fuera su nieta, las dos están esperando que aparezcan Ugur y Demir.

La madre de Ugur tiene que declarar en comisaría, le informan que buscan a su hijo y a Demir por un robo.

Los servicios sociales se hacen cargo de Öykü. La niña se irá a un orfanato

Candan recibe una llamada de Demir, Candan le dice” ¿A que no sabes dónde está Öykü?, en la comisaría. Asu ha desaparecido y van a llevarse a Öykü a un orfanato”.

Demir se ha quedado congelado sin poder despegarse del teléfono, Ugur lo llama pero él no reacciona. El camión se va sin ellos.

“Vamos a volver, no podemos dejar solas a Öykü y a tu madre”, dice Demir de forma decidida, Ugur no lo tiene tan claro: “Es nuestro fin pasaremos el resto de nuestras vidas en una cárcel”, Ugur está fuera de sí.

“Ojalá no hubiera dejado solo a mi padre, me prometió no robar mientras estuviéramos juntos.  No tendría que haberle hecho caso a Asu”, Candan se extraña: “¿Hacerle caso en qué?”. Öykü no le contesta, guarda un secreto de su madre.

Demir ya sabe de dónde parte todo. “Necesito ver a Öykü, me necesita “, dice Demir hecho una furia.

Ugur le dice: “Iremos por ella, te lo prometo, ya no estará sola, créeme

Öykü tiene que quedarse en el orfanato y Candan se despide de ella: “No estás sola, me tienes a mí, vendré con tu abuela a visitarte”. Candan se dirige a la directora del centro: “Quiero adoptar a Öykü”.

La niña está triste y una compañera se acerca a preguntarle si se encuentra bien, En ese momento llegan las cuidadoras y les dicen que han llegado los animadores voluntarios, unos payasos para alegrar a los niños.

Öykü no quiere ir a verlos, pero una de las compañeras se la lleva casi obligada para que no se quede sola.

Los payasos están con los niños, pero Öykü está apartada, no está de humor para eso.

Uno de los payasos al verla se acerca a ella: “Parece que estás triste, pero puedes contármelo”, la niña no quiere decirle nada y el payaso insiste: “ya lo sé, echas de menos a tu papi”. Öykü le dice: “Eso no te importa”.

“Los payasos hacemos magia” y saca una figura que le gusta mucho a Öykü, la niña empieza a emocionarse.

“Me encanta”, dice la niña, “Lo sé”, contesta el payaso quitándose la nariz postiza, Öykü le mira fijamente: “¿Papá?”, “Si, mi princesa”, contesta Demir.

“Papá, creí que no volvería a verte”, le dice Öykü, “Tú padre nunca te va a abandonar”, contesta Demir.

Ugur y Demir trazan un plan para quedar libre de culpa, tienen los diamantes que robaron, pero van a implicar a Jilet en el robo.

Öykü pasa su primera noche en el orfanato, los recuerdos se le amontonan, es feliz pensando  que su padre irá a por ella.

El plan de Ugur y Demir de poner los diamantes en casa de Jilet no ha salido como esperaban, los han descubierto. La policía rodea la casa, no tienen escapatoria.

 

No te pierdas ninguna novedad sobre Mi Hija, la serie y síguenos en Facebook (haz clic aquí), Twitter (haz clic aquí) y suscríbete a las notificaciones de esta web para enterarte de las novedades más importantes totalmente gratis.