Öykü: “No es un sueño ¿verdad?, no me lo creo, estáis casados”

MiHija: La boda de Candan y Demir no es tan de conveniencia como ellos piensan.

Candan y Demir  van a ver a Öykü, la pequeña no espera ver a su padre y se funden en abrazo.

Demir va a recoger a su hija al orfanato, la directora no se la entrega, la custodia la tiene su madre.

Ahora es el juez, de nuevo, quien tiene que decidir si le entrega la niña a su padre. Los requisitos son un obstáculo difícil de salvar.

La niña corre hacia su habitación a preparar su maleta, cree que se va con ellos: “Nadie me creían cuando decían que mi padre me sacaría de aquí, nunca me abandonarías”.

“Aun no puedes venirte conmigo” le dice Demir, la decepción se refleja en la cara de la pequeña: “No me quieres, entonces me quedaré aquí para siempre, déjame en paz” Öykü se aleja corriendo de Candan y de su padre.

Demir la para y se abrazan llorando: “Te sacaré de aquí”, le promete a su hija.

Candan le propone a Demir que se casen para que les de la custodia: “Demir ¿quieres casarte conmigo?”, Claro que sí. Demir está enamorado locamente de ella, pero en principio es en matrimonio de conveniencia.

Haz clic aquí para ver más fotos

No te pierdas ninguna novedad sobre Mi Hija, la serie y síguenos en Facebook (haz clic aquí), Twitter (haz clic aquí) y suscríbete a las notificaciones de esta web para enterarte de las novedades más importantes totalmente gratis.

Fuente: antena3.com